El Sistema de Información Cultural (SiC), con el afán de mejorarse, pone a tu disposición este subsistema de notificación para que nos ayudes a corregir, completar y mejorar la información que brindamos. De antemano te agradecemos el tiempo que te lleve indicarnos tus observaciones.
Danza Tradicional del Malinche

La información personal que nos proporciones sólo es con fines de contacto y no es empleada para ningún otro uso.
* Campos obligatorios.
imagen en galeria
Danza Tradicional del Malinche
000724CSLP0180

Ámbitos representados por el elemento

Usos sociales, rituales y actos festivos
Comunidades, grupos o individuos involucrados

Pueblo teenek.
Descripción

En la comunidad se practica la danza de [Malin] o Malinche, en la cual participan de forma conjunta músicos y danzantes. En el caso del primer segmento, se requieren para la interpretación musical tres personas: uno que toque el violín, otro la guitarra y el tercero la jarana. Esta agrupación presenta particularidades, con respecto a otras comunidades, dado que éstos pudieron dominar los instrumentos mediante una instrucción formal, recibida por un maestro proveniente de la comunidad de Santa Bárbara (Aquismón).

Con dichos instrumentos se ejecutan los sones de la danza, tales como "La llegada" [Últulab], "Empiezo de la noche" [Túktal an thamthul], "Saludo" [Tzapnédhontalab], "Media noche", "Danzas de juego" o de "animales" [Tzéjel akal son], "El Incienso" [Pajuxtalab], "Rueda" [Cueched son], "Sones del amanecer" y "El borracho". Cabe precisar que las danzas se realizan en fiestas patronales, en la festividad de Santa Cecilia o en Semana Santa, ocasiones en que acuden los danzantes y los músicos a presentar sus manifestaciones rituales. Como anotación, es importante mencionar que no hay danzantes, pues han fallecido en fechas recientes.

Los danzas cuentan con un repertorio de sones, los cuales llevan nombres basados en momentos de la noche, de animales, objetos y de acciones que se llevan a cabo durante la manifestación. Previo a la interpretación deben ejecutarse ciertas acciones como ofrendar aguardiente y [bolim], para que tenga un "buen sonido" el instrumento.

En lo tocante al segundo segmento, los danzantes (que pueden ser entre 12 y 33 participantes, entre hombres y mujeres). Como resultado de la recuperación de información a partir de la memoria de las personas de la tercera edad, se ha podido rescatar el tipo de atuendos que anteriormente utilizaban para dicha danza: consistía en una camisa y calzón de manta en el caso de los hombres, siendo que las mujeres llevaban una falda negra, una camisa rosa y tocado [petob] y un [deyham] (especie de chal con forma de rombo). Los danzantes acudían a los eventos a cambio de alimentos y el pago de transporte, lo anterior debido a que no se puede cobrar por la ejecución de un elemento importante en la concepción ritual de la cultura teenk.

Si bien los danzantes, no reciben remuneración económica, se les deben proporcionar alimentos para la realización de la danza como como los ya mencionados [bolim] y aguardiente ("vino" o "yuco"), aparte de refresco, café, zacahuil, tamales de pollo y frijol.
Riesgos

Migración de la población joven, que al regresar no les interesa seguir practicándola. Modas en el consumo musical.
Bibliografía

Ariel de Vidas, A. (2003). El trueno ya no vive aquí. Representación de la marginalidad y la construcción de la identidad teenek. México. Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, El Colegio de San Luis, CEMCA e IRD.

Ávila, A., Barthas, B. y Cervantes, A. (1995). Los Huastecos en San Luis Potosí, en Etnografía contemporánea de los pueblos indígenas de México. Región Oriental, 3. México: Instituto Nacional Indigenista.

Ávila, A., Barthas, B. y Cervantes, A. (1995). Monografía de los huastecos (teenek) de San Luis Potosí. México: Instituto Nacional Indigenista (INI).

Camacho, G. (2010). Dones devueltos: música y comida ritual en la huasteca. Itinerarios, 12, (pp. 65-79). Recuperado de http://iberystyka.uw.edu.pl/pdf/itinerarios/vol-12/2012_12_04_Camacho-Díaz.pdf

Cruz, D., Flores, S. y Fernando, J. (1997) Antének Witòmatalàb. Los conocimientos y los saberes de los tének. México: Secretaría de Educación de Gobierno del Estado de San Luis Potosí.

Flores, M. (1997). La identidad y la territorialidad en los pueblos indígenas nahuas y teenek, del estado de San Luis Potosí. (Tesis para obtener el grado en Ciencias Antropológicas). México: Universidad Autónoma Metropolitana.

Gallardo, P. (2004). Huastecos de San Luis Potosí. México: Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas y Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Muñoz Mendoza, Joaquín A. Atlas Toponímico y Glosario de Términos y Zoobotánico en Lenguas Tének y Náhuatl de la Huasteca Potosina. Escuela de Educación Superior en Ciencias Históricas y Antropológicas (EESCHIA)-Fundación Eduard Seler. Talleres de la EESCHIA. 1a. Edición 2007. 1000 ejemps. 554 pp.

Ochoa, L. (1989). Huastecos y totonacos, una antología histórico-cultural. México, Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.

Ortega, M. C. (2002). Las estrategias de alimentación tradicional con recursos de traspatio familiar entre los tenek de Aquismón, SLP. Tesis de maestría en Biología. México: FEZ, Iztacala-UNAM.

Robles, B. (2011). El pueblo teenek: los hombres del maíz. En E. Álvarez-Buylla, et. al. (eds.), Haciendo milpa. La protección de las semillas y la agricultura campesina (pp. 67-70). México: UNAM.

Stresser-Péan, G. (1948). Les Indiens Huasteques. Revista Mexicana de Estudios Antropológicos, 13, (pp. 213-290).

Valle, J., et. al. Reciprocidad, jerarquía y comunidad en la tierra del trueno (Huasteca). En S. Millán y J. Valle (coords.). La comunidad sin límites. México: CONACULTA y INAH.
 
fb
t
¿Detectaste algún error en este registro?

Fecha de última modificación: 3 de abril del 2019, 12:02
Información proporcionada por:
Red Nacional de Información Cultural
u-fnm