El Sistema de Información Cultural (SiC), con el afán de mejorarse, pone a tu disposición este subsistema de notificación para que nos ayudes a corregir, completar y mejorar la información que brindamos. De antemano te agradecemos el tiempo que te lleve indicarnos tus observaciones.
Talla de lechuguilla en Rayones, Mina, Zaragoza, Aramberri, Iturbide, Galeana, Dr. Arroyo, Mier y Noriega

La información personal que nos proporciones sólo es con fines de contacto y no es empleada para ningún otro uso.
* Campos obligatorios.
imagen en galeria
Talla de lechuguilla en Rayones, Mina, Zaragoza, Aramberri, Iturbide, Galeana, Dr. Arroyo, Mier y Noriega
000325ENLE0432012

gnevares@conarte.org.mx
Ámbitos representados por el elemento

Técnicas artesanales tradicionales
Dimensión geográfica del elemento

Estatal
Comunidades, grupos o individuos involucrados

Azucena Castillo Leos, Lázara Leos, Candelario Castillo Garza, Julia Leos, Norma Rodríguez.
Descripción

Es una técnica que se ha heredado de generación en generación en las familias de comunidades de diversos municipios, tanto al norte como al sur del Estado. Cortan las pencas de lechuguilla, después de recolectar una cantidad considerable, la llevan a casa y comienzan a tallarla; sus herramientas: el tallador y el bolillo, el primero es un objeto metal con mango de unos 45 cm de largo, el otro es una pieza de madera, un palo de unos 30 cm de largo aprox.
La técnica es poner por la parte cóncava de la penca el bolillo para apoyarse y empezar a tallar por el otro lado, se frota el metal contra la penca de base a punta, hasta que empiezan a salir las fibras y separarla de la piel o corteza, al final queda la fibra libre y esto es lo que se va a ocupar para transformarlas en diversos productos.
Algunos de ellos son: escobetas, tapetes, costales, mecates, estropajos, bolsas, canastos y otros enseres.
Para hacer un mecate es necesario ayudarse con una hiladora manual de fabricación artesanal
Riesgos

Esta práctica se ha perdido casi en su totalidad, solo alguna familias son las que continúan con esta labor, más para elaborar
productos necesarios en su vida diaria, que para comercializarla. Algunas comunidades o personas comercializan el producto, sin embargo este les es pagado a precios sumamente bajos. Durante la primera mitad del siglo XX la actividad resultaba redituable, hasta la llegada de las fibras sintéticas. Existe gran cantidad de personas mayores que poseen el conocimiento para la talla de la lechuguilla pero no la practican. Como efecto, las nuevas generaciones, ante otras oportunidades de trabajo descartan el aprendizaje de la técnica.
 
fb
t
¿Detectaste algún error en este registro?

Fecha de última modificación: 12 de abril del 2018, 20:20
Información proporcionada por:
Red Nacional de Información Cultural
u-fevd