El Sistema de Información Cultural (SiC), con el afán de mejorarse, pone a tu disposición este subsistema de notificación para que nos ayudes a corregir, completar y mejorar la información que brindamos. De antemano te agradecemos el tiempo que te lleve indicarnos tus observaciones.
Gastronomía, turismo y desarrollo

La información personal que nos proporciones sólo es con fines de contacto y no es empleada para ningún otro uso.
* Campos obligatorios.
imagen0imagen1imagen2imagen3
imagen en galeria
Gastronomía, turismo y desarrollo
Popurrí de la gastronomía mexicana

Descripción


En pleno siglo XXI, cuando muchos países del mundo sustentan su economía en los ingresos por turismo, ya es indiscutible que la llamada industria sin chimeneas es un importante factor para el desarrollo.
Italia, España y otras naciones europeas basan su turismo sobre todo en el patrimonio cultural tangible: ciudades, edificios, monumentos, sin que ello quiera decir que no tengan bellezas naturales o tradiciones notables.
En cambio, países como Canadá, Costa Rica y Australia fundamentan su turismo en el patrimonio natural, en los atractivos de su deslumbrante geografía, aunque por supuesto tienen también interesantes expresiones culturales.
Por otra parte, hay naciones como China y la India donde se conjugan los polos de atracción turística tanto culturales como naturales. En esta última situación se encuentra buena parte de Latinoamérica. Dentro del patrimonio cultural –originalmente considerado sólo como tangible-, ahora ya la propia Unesco reconoce con la misma envergadura al patrimonio cultural intangible. En ese marco del patrimonio inmaterial destaca, de manera muy importante para el turismo, la gastronomía de los países.
México tiene una situación privilegiada para promover mucho más su turismo: bellezas naturales extraordinarias que oscilan desde las playas, el trópico y la selva hasta los fascinantes desiertos y los bosques de niebla. Un patrimonio cultural tangible que se remonta a sitios precolombinos notables a nivel mundial, sigue con una arquitectura virreinal religiosa y civil de la mayor envergadura y remata con lugares modernos y contemporáneos que incluso han sido designados como patrimonio de la humanidad. A todo ello se agrega nuestro patrimonio cultural intangible o inmaterial: fiestas populares (como las de muertos, que asimismo han recibido ya ese reconocimiento de la UNESCO), tradiciones ancestrales y, por supuesto, la cocina mexicana.
 
fb
t
¿Detectaste algún error en este registro?

Fecha de última modificación: 11 de diciembre del 2009, 17:16
Información proporcionada por:
Red Nacional de Información Cultural
Coordinación Nacional de Desarrollo Institucional/SIC