El Sistema de Información Cultural (SiC), con el afán de mejorarse, pone a tu disposición este subsistema de notificación para que nos ayudes a corregir, completar y mejorar la información que brindamos. De antemano te agradecemos el tiempo que te lleve indicarnos tus observaciones.
Fiesta de San Luis Rey en Nahuatzen

La información personal que nos proporciones sólo es con fines de contacto y no es empleada para ningún otro uso.
* Campos obligatorios.
imagen1
imagen en galeria
Fiesta de San Luis Rey en Nahuatzen
Fiesta religiosa
Santos

Datos generales

El templo de Nahuatzen se fundó en el siglo XVII y por instrucción del Vaticano, su Santo Patrono sería San Francisco, no San Luis. Sin embargo las dos imágenes se enviaron juntas a la Meseta P'urhépecha, región donde se ubica Nahuatzen, pero la de San Luis era para el pueblo de Cherán. Cuentan los habitantes de ambos pueblos que al destaparse las cajas llegadas de Europa, por alguna causa desconocida Nahuatzen recibió a San Luis y Cherán a San Francisco. Tratando de corregir el error, se cerraron las cajas y se enviaron a donde correspondían según la instrucción que se había girado desde Roma, pero al intercambiar los paquetes encontraron que nuevamente San Luis llegó a Nahuatzen y San Francisco a Cherán. Viendo esto los aldeanos decidieron respetar lo que interpretaron como "la voluntad de los Santos". Años después la veneración a San Luis creció en Nahuatzen cuando durante la época de la Revolución llegó al lugar el líder Inés Chávez, afamado por la ferocidad de sus seguidores que dejaban a su paso pueblos incendiados y arrasados. Al oír los rumores del inminente arribo de las tropas, la gente de Nahuatzen acudió a su Santo Patrono y se dice que mientras lo hacían, Inés Chávez cruzaba ya el paso de Sevina a Nahuatzen, pero al llegar al puente de Talavera se presentó un jinete que les preguntó hacia dónde se dirigían. Inés Chávez respondió: -A quemar a Nahuatzen. Y el jinete contestó "no les conviene entrar; asómense en esa loma y verán qué ejército tan grande los espera con cañones y fusiles". Cuentan que el líder envió un emisario que al regresar confirmó las palabras del hombre a caballo, por lo cual Inés decidió emprender la retirada, pero pasado el tiempo y ya sin sus tropas regresó a conocer el pueblo que había dejado intacto. Visitó la iglesia y lo primero que vio fue la imagen del Santo, reconociendo en él al hombre que le había impedido entrar a Nahuatzen. DANZAS TRADICIONALES: Durante la fiesta de San Luis destaca la presentación de las danzas de "Los Moros" y "Los Soldaditos", que conservan en gran medida los detalles que fueron transmitidos al pueblo purhépecha durante la época colonial. La danza de "Los Moros" se baila al término de una misa porque recuerda el rescate de los lugares santos que invadieron los árabes siglos atrás y la de "Los soldaditos" representa al ejército real que mantuvo su lucha de defensa contra los Moros. En las fiestas de Nahuatzen también participan las "marichas": jóvenes ataviadas con la indumentaria tradicional de la etnia. En otra época se elegían solo cinco y su labor era cargar la imagen de la Virgen. Las marichas eran escogidas de acuerdo a su buen comportamiento ante la sociedad, particularmente por prestar servicios a la comunidad en la Huatápera. Actualmente la participación de las jóvenes es muy amplia.
Sede

Nahuatzen, Michoacán de Ocampo
Fecha

del 25 de agosto
 
fb
t
¿Detectaste algún error en este registro?

Fecha de última modificación: 16 de febrero del 2013, 0:40
Información proporcionada por:
Red Nacional de Información Cultural